La Junta Departamental de Canelones aprobó por unanimidad a pedido de la Intendencia exonerar del pago del tributo de Contribución Inmobiliaria para el presente año a los locales de salones de fiestas cuyos padrones no tengan deudas del citado tributo al año 2019 y hayan pagado o realizado convenio por deuda del año 2020.

Laura Tabárez directora de Recursos Financieros de la Intendencia de Canelones dijo a Metropolitano que es un planteo de los propietarios de salones de fiestas. Una vez que asumí en el mes de diciembre comenzamos a trabajar sobre esto y hace una semana mandamos a la Junta la solicitud de anuencia para su exoneración contemplando que es uno de los sectores más castigados del departamento y a nivel país”, indicó y recordó todos los puestos de trabajo directos e indirectos que mueve la actividad. Además de los requisitos ya anunciados obviamente refiere a salones ya registrados. Son unos 27 los salones que alcanzaría la medida.

¿Qué pasa con los qué no son propietarios?

En cuanto a la situación de algunos empresarios de salones de fiestas que no son propietarios y por lo tanto no los alcanzaría la medida tomada, Tabárez expresó; “tiene que haber algún traslado, puede haber traslado del beneficio que tiene el propietario. Es verdad que nosotros en cuanto a las medidas estamos bastante acotados, no tenemos las posibilidades del Gobierno Nacional en cuanto al ajuste de la gran masa de costos que tienen las empresas, en la medida de las posibilidades nosotros vamos por el lado de los tributos que sean destinos municipales”.

En tanto la edila Cecilia Martínez expresó en la sesión de la Junta: “me congratulo de que se haya concretado la exoneración de la contribución inmobiliaria del corriente año a los locales de fiestas de Canelones que cumplan con las condiciones que se establecen. Entendemos que es importante ayudar, en todo lo que se pueda, a sostener fuentes de trabajo a pequeñas y medianas empresas del departamento por esta crisis que se está viviendo”.