Se desarrolló la primera Sesión Plenaria del Congreso de Intendentes del período de gobierno 2020-2025, que estuvo enfocada, principalmente, en debatir sobre las recientes medidas establecidas por el gobierno nacional ante el aumento de casos de Covid-19. En esta instancia también se constituyó el Plenario y se eligieron las autoridades del organismo (Mesa del Congreso de Intendentes), siendo electo como presidente el Prof. Carmelo Vidalín (Intendente de Durazno), y los intendentes Dr. Andrés Lima (Intendente de Salto) y Richard Sander (Intendente de Rivera) como 1er y 2do vicepresidente respectivamente.

Con respecto a las decisiones que tomó el gobierno nacional para controlar el avance de la pandemia, los jefes departamentales resolvieron, de forma unánime, adherir a las decisiones adoptadas por el Poder Ejecutivo, como la implementación del Teletrabajo en oficinas públicas, el cierre de bares a partir de la medianoche, la suspensión de actividades deportivas en espacios cerrados, el aumento de controles en el transporte, entre otras. No obstante, solicitaron tener “acceso directo” al Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). Es decir, buscan generar un ámbito en el cual poder preguntar, sin intermediarios, los motivos de las resoluciones, así como sugerir acciones que atiendan a las particularidades de cada departamento.

En esta línea, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, sugirió que sea el Congreso quien coordine la acción conjunta de los gobiernos departamentales en la lucha contra la pandemia. “El gobierno tomó una línea de acción y estamos dispuestos a ser el brazo ejecutor en nuestros departamentos, el Congreso de Intendentes es el ámbito ideal para coordinar y mejorar la conducción en clave de política institucional”.

 

El porqué de algunas decisiones

Según información a la que accedió Metropolitano, Orsi señaló que “el gobierno nacional toma las decisiones en base a informes del ámbito científico” y quienes no participan de esas instancias, “siempre quedan con la duda”. El jefe departamental reconoció que la conducción es tarea del gobierno y aclaró que la solicitud que elevaron desde el Congreso de Intendentes no tiene que ver con “querer cortar el bacalao”, sino con “saber por qué se toman algunas decisiones y no otras”. “Como en toda guerra, no es necesario abandonar el tránsito democrático”, afirmó el intendente canario haciendo énfasis en la importancia de fomentar el diálogo.

“Tenemos que ir a un estadio superior y conversar más que nunca; pero también acceder a la información que nos permita entender y ejecutar mejor las líneas que se adopten sobre la pandemia”, agregó.

Orsi fue enfático al manifestar sus expectativas en que, luego de la sesión, se concrete un ámbito de intercambio directo. “Como colaboradores de primer nivel, en la primera línea de batalla, también queremos tener la oportunidad de hacer una pregunta”.