El intendente Yamandú Orsi indicó que acompaña las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo por la situación exponencial de contagios Covid19 y la amenaza de saturación en el sistema de salud. Entrevistado en Radio Universal sostuvo que  “lo peor que podemos hacer en este momento es apoyarnos en malhumores…la pandemia nos pone en el mismo barco, por supuesto que con diferencias. “Tenemos diferencias y coincidencias en lo que coincidimos empujemos el carro”, dijo el intendente canario. Paralelamente apuntó sobre las medidas que “Estoy seguro que le faltó una cantidad de cosas” y agregó en ese sentido; “se precisa una política de shock económica mucho más potente”. También destacó que “el gobierno haya escuchado y haya accedido, es una buena señal”, expresó Orsi.

Cabe recordar que la Intendencia de Canelones anunció que suspendía la presencialidad en sus oficinas, se recurrirá al teletrabajo y se mantendrán servicios esenciales como recolección de residuos, asistencia alimentaria y Contralor, las medidas rigen a a partir de este miércoles para evitar la mayor propagación del Covid-19.

Las medidas anunciadas

Entre las medidas anunciadas por Gobierno figuran el cierre de las oficinas públicas a excepción de los servicios imprescindibles; la suspensión de la educación presencial hasta semana de Turismo inclusive en todos los niveles; el cierre de clubes, gimnasios y actividades de deporte amateur; el cierre de las termas y la inhabilitación hasta el 12 de abril para espectáculos públicos.

En tanto los bares y restaurantes mantendrán su aforo vigente y funcionarán hasta la hora 12. Los shopping continuarán abiertos y se exhorta al cierre de sus plazas de comidas. Además se vuelve al tributo a los sueldos públicos en sueldos desde 120 mil pesos por dos meses para contribuir al Fondo Coronavirus.

Apoyo social

Entre las medidas de apoyo figuran la creación de un subsidio por enfermedad a mayores de 65 años en el sector privado; y se duplicará el monto de la canasta alimentaria Tu App y las asignaciones familiares del plan de equidad por dos meses, lo que alcanza a unos 500.000 uruguayos, según el Gobierno. Por otra parte, anunció más camas de CTI y compra de monitores y respiradores.