Luego que no se aprobara en la Junta Departamental de Canelones, la solicitud de un préstamo por U$S 80 millones para la Intendencia canaria que necesitaba un voto al menos de la oposición. No faltaron las repercusiones y también las reuniones a nivel de la comuna para ver cómo sigue la situación.

El Secretario General de la comuna canaria, Francisco Legnani, escribió en redes sociales sobre lo que pasó en la Junta; “Presidencia presionó a ediles de Canelones para que no voten el préstamo cuyo objeto era la realización de obras en el departamento. Por mezquinos cálculos electorales se toma como rehén a toda la población canaria”.

Por su parte la edila del Partido Nacional de la Lista 400, Beatriz Lamas también utilizó las redes sociales para dar su postura; “con convicción 11 ediles dijimos no al fideicomiso que seguirá endeudando a nuestro departamento, Menos cargos de confianza y más obras. Ya es hora de administrar bien los recursos”.

Edison Lanza, Director General de Comunicación y Relaciones Internacionales de la comuna escribió en twitter: “Día triste para el Departamento de #Canelones y su gente. Se busca atar de manos a la región que más crece en población y PBI; se impide a las empresas viales hacer 40 obras para desarrollar infraestructuras y reactivar el empleo. Cuando estaban todas las condiciones. Que se sepa”

El sector del diputado nacionalista Sebastián Andújar publicó: “Este tipo de decisiones no se caracteriza por ser de las fáciles y mucho más para aquellos que deploramos una práctica muy común en la política de ‘cuanto más mal, mejor’, las mismas siempre deberían sustentarse en el resultado de un profundo análisis y discusión sobre la conveniencia o inconveniencia, mucho más cuando lo que puede estar en juego es la viabilidad a futuro de una administración departamental versus la necesidad de obras de infraestructura que deberían repercutir en la calidad de vida de los habitantes de mi departamento”.

Cronología del proceso

El préstamo se estructuró en coordinación con los 30 municipios, con obras para los 21 municipios frenteamplistas y para los 9 del Partido Nacional, recordaron fuentes de la Intendencia de Canelones a Metropolitano. Estaba para considerarse en la Junta Departamental el 1 de julio y los ediles del Partido Nacional le pidieron una prórroga al intendente canario Yamandú Orsi. Luego se iba a tratar el 8 de julio y el Secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, le solicitó a Orsi personalmente posponerlo 15 días para abrir una conversación en Rocha y en Río Negro”, apuntaron las fuentes.

Cabe recordar que donde se trataban sendos fideicomisos que necesitaban votos de la bancada del Frente Amplio, no fueron aprobados.

En tanto “el presidente le solicita al diputado Andújar que se prorrogue una vez más por una semana. El día 6 de julio el presidente llama a Sanguinetti y le pide una mesa con todos los actores políticos del departamento, se concede. El intendente recibe a los ediles de todos los partidos para que le presenten propuestas, se las presentan, el Frente Amplio se las acepta y hoy llegamos a esta instancia donde no se vota, donde el presidente llama al diputado Andújar y lo apreta. Y en una reunión que según fuentes políticas fue “tormentosa”, hubo un ensañamiento de Adrián Peña se pretendió emitir una declaración a nivel nacional impulsada por Ope Pasquet y Adrián Peña recomendando la no votación. Sanguinetti lo frenó y determinó que votaran solo si votaba alguno del Partido Nacional”, afirmaron las fuentes. Efectivamente como no hubo ningún voto favorable del Partido Nacional, el edil colorado, Gerónimo Costa, no votó el préstamo.

Las fuentes apuntaron que el presupuesto de la Intendencia de Canelones es de 8 mil millones de pesos. Las amortizaciones de deuda anuales son de 1.000 millones de pesos. “El resultado operativo de la Intendencia es suficiente para pagar el monto de amortizaciones de deuda actuales y los que se iban a generar por el nuevo préstamo. Esto está demostrado en números en el Presupuesto presentado. La solidez financiera de la Intendencia da garantías para explorar formas de financiamiento alternativas”, indicaron.

Principales destinos de los fondos propuestos por la Intendencia de Canelones:

Fondo de Movilidad Eléctrica U$S 3 millones. Se buscaba mediante financiamiento a las empresas de transporte colectivo de Canelones recambiar la flota y pasar a unidades eléctricas.

Gestión Ambiental US$ 10 millones. Se iba a realizar el recambio de contenedores comunitarios, además de extender el servicio de contenedor individual. Se buscaba ampliar el programa de reciclaje con los EcoPuntos. Además extender a 28.000 familias el sistema de reciclaje con el uso de doble contenedor. Extender la recolección de residuos en la zona rural, puerta a puerta. Además fortalecer el barrido, la poda, las barométricas y el lavado de contenedores comunitarios

Gestión Territorial. US$ 10 millones. Obras en Espacios Públicos. Mejoramiento de los espacios y creación de nuevos con acondicionamiento urbano
Obras de consolidación barrial US$ 37.000.000. Se había acordado junto a los 30 Municipios del departamento obras en los barrios más postergados.

Proyecto Cultural Dinamo U$S 2 millones. Se buscaba potenciar la capacidad y creatividad de artistas canarios y apostar a la investigación, innovación y desarrollo en Canelones

Corredor Metropolitano U$S 18 millones. Se preveía la reserva de ese dinero de para el proyecto Corredor Metropolitano y se este o se consolidaba había coincidencia con la oposición en destinarlo a caminería rural y apoyo a productores.

Trabajo. Se estimaba que en la generación de empleo que iba a resultar de esta inversión se crearían 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos.