La bancada de edilas y ediles del Frente Amplio de la Junta Departamental de Canelones expresó en carta pública su “honda preocupación” por el “desatino con que viene siendo manejado en nuestro departamento el sistema de vacunación contra la Covid-19”. Recordaron la pérdida de 800 dosis de SINOVAC en el hospital de Canelones y advirtieron sobre “la escasez de Centros Vacunatorios que hay en Canelones que cuenta con una población de más de 500.000 habitantes, de los cuales apenas el 9% se ha logrado inocular, siendo el registro más bajo en todo el país”.

Aquí la carta completa:

“Las y los ediles del Frente Amplio de Canelones nos dirigimos a la opinión pública para manifestar nuestra honda preocupación por el desatino con que viene siendo manejado en nuestro departamento el sistema de vacunación contra la Covid-19. Al Ministerio de Salud Pública le compete la responsabilidad de que las vacunas les lleguen a la población en condiciones adecuadas para su suministro, además de velar por que los fondos y gastos sean cuidados para no lamentar más pérdidas económicas.

En ese sentido, la pérdida de 800 dosis de SINOVAC ocurrida el pasado 20 de Marzo en el Hospital de Canelones es un hecho de suma gravedad que demuestra la falta de rigurosidad en el proceso de distribución del que dicho Ministerio es responsable.

En el contexto de la grave Emergencia Sanitaria que se encuentra el país y nuestro departamento, nos preocupa también la escasez de Centros Vacunatorios que hay en Canelones que cuenta con una población de más de 500.000 habitantes, de los cuales apenas el 9% se ha logrado inocular, siendo el registro más bajo en todo el país, a pesar de haberse brindado todo el apoyo de parte de la Administración Departamental, como ofrecer la estructura edilicia y logística disponible en cada de sus 30 Municipios.

Es por esta escasez y por la desorganización en la convocatoria a las personas agendadas que venimos asistiendo a aglomeraciones en los vacunatorios de Pando y Canelones que han generado gran malestar ciudadano. A esto se le suma que la movilidad de la población en este momento no es adecuada, no sólo por la posible expansión del virus, sino porque perjudica a las y los más vulnerables ya que el traslado de largas distancias dentro del departamento implica erogaciones económicas que no todos tienen la posibilidad de asumir.

En otro orden, expresamos nuestro apoyo a las y los trabajadores de la salud que vienen llevando adelante la tarea con gran dedicación y compromiso aún en los momentos más difíciles. Manifestamos finalmente, nuestra voluntad de diálogo en la búsqueda y aporte de soluciones en este contexto tan complejo para todas y todos los uruguayos tal como lo manifestara nuestro Intendente Yamandú Orsi”.