El colectivo Resistencia Feminista y  el Colectivo Mujeres Canarias Frenteamplistas se pronunciaron sobre la acusación de abuso sexual contra el diputado del Partido Comunista, Gerardo Núñez.

Mujeres Canarias pidieron “suspender todos los derechos políticos del diputado Núñez, hasta tanto se pronuncie el Tribunal de Conducta y se expida el Poder Judicial. Por su parte resistencia Feminista condenó de forma “absoluta” este tipo de comportamientos, que, son “expresiones terribles del sistema patriarcal y de la desigualdad en la que vivimos” y aseguraron que las denuncias por violencia de género contra el legislador fueron “ratificadas y ampliadas”.

Por su parte Mujeres Canarias Frenteamplistas sostienen que no admitirán “que ningún varón, ni mujer, que ejerza violencia basada en género, integre nuestra fuerza política. Para las mujeres del Frente Amplio en Canelones “ninguna persona violenta puede militar en una fuerza política que busca la igualdad y la justicia social”. “En ese sentido proponemos la suspensión de todos los derechos políticos de Gerardo Núñez hasta que finalice el proceso judicial”, agrega el texto.

“Los feminismos como movimiento social y político siempre se han vinculado profundamente con ideales de izquierda, donde coincidimos en luchas históricas como lo es la lucha por una sociedad sin explotados ni explotadores, la lucha contra el capitalismo y la lucha de clases, entre otras. Por tal motivo esta conducta nos parece totalmente inadmisible”, indicaron desde Resistencia Feminista.

Situación de Núñez

Cabe recordar que el diputado frenteamplista no está ocupando su banca en el Parlamento y el Tribunal de Conducta Política del FA analiza el caso del legislador, quien no ocupará su lugar en la Cámara Baja mientras dure ese proceso.

La jueza responsable del juzgado de familia especializado de quinto turno Karen Cuadrado, determinó que Núñez concurra al programa de la Intendencia de Montevideo “Hombres que deciden dejar de ejercer violencia” o a “su servicio de atención médica” y dispuso medidas de distanciamiento con la víctima.