La Unión de Vendedores de Carne inicia una serie de encuentros con los distintos legisladores y candidatos a Intendentes de Canelones para llegar a un consenso que permita quitar un impuesto del 3% que la Intendencia cobra por toda la carne bovina y porcina que se les entrega a los comerciantes.

Canelones es el departamento que más frigoríficos tiene, sin embargo, los canarios pagan un 3 % más cara la carne. Desde la Unión de Vendedores de Carne no se encuentra un respuesta clara y contundente para lo cual eso deba mantenerse.

“Esto empezó hace muchos años, no tenemos claro cuál fue el motivo, pero no compartimos que Canelones tenga que pagar un impuesto que el resto del país no”. Desde la Unión de Vendedores de Carne se quiere buscar soluciones conjuntas para solucionar esta problemática que impacta en los comerciantes y en especial en los clientes. Consideramos que Canelones no es un país aparte.  Hay casos hasta ridículos, como el de un propietario de una carnicería ubicada en Canelones que aporta un 3% de impuesto a la carne mientras que a tan solo cinco kilómetros una carnicería ubicada en un departamento lindero no lo aporta. La Unión de Vendedores de carne cree que es el momento ideal para plantearlo”, informó el vicepresidente de la UVC Rafael Rodríguez.