Este lunes reabren los clubes y gimnasios deportivos luego de varios meses cerrados por la pandemia del COVID-19.Según disposiciones del Ministerio de Salud Pública, los gimnasios tendrán aforo reducido del 30% en esta primera etapa de reapertura. “Se debe utilizar alcohol en gel al entrar, identificar la asistencia, toma de temperatura, entre otras cosas”, dijo la presidenta de la Cámara Uruguaya de Gimnasios y Afines, Lourdes Rapalin y manifestó su esperanza de que los “socios vuelvan” a concurrir a los centros deportivos. El uso del tapabocas es de uso obligatorio en los pasillos de todos los centros deportivos, pero durante la clase el socio puede retirárselo si desea manteniendo la distancia. Según un comunicado de la Secretaría Nacional del Deporte, los entrenamientos y prácticas deportivas al aire libre no estarán sujetas a restricciones, pero se mantiene la prohibición del uso de vestuarios.

Registro obligatorio

Esta medida no comprende a competencias oficiales, que seguirán inhabilitadas a menos que haya expresa excepción de parte de esa secretaría.
El subsecretario nacional de Deporte, Pablo Ferrari dijo que el porcentaje de personas inmunizadas “nos permite volver a una actividad que está bastante protocolizada, hay un control de los clubes y gimnasios, aunque no en su totalidad, por eso tuvimos que tomar medidas” adicionales, como por ejemplo “la obligatoriedad de un registro ante la Secretaría Nacional del Deporte”, indicó entrevistado en el programa En Perspectiva.

En cuanto a las piscinas, se habilitarán “sólo para uso terapéutico y para las rehabilitaciones, hay que entender que hay muchas personas mayores que lo necesitan, así como los convalecientes de lesiones.”, interrogado al respecto, el funcionario distinguió entre hidroterapia e hidrogimnasia, y aclaró que la primera está habilitada, pero la segunda no.