La Intendencia canaria dio formalidad jurídica a la normativa que marca la obligatoriedad del uso de tapabocas para trabajadores de taxis, ómnibus, remises, academias de conducir, transporte escolar y transporte de turismo en Canelones. No es obligatorio para los pasajeros, “de todas formas se pide a los usuarios que utilicen el tapaboca”, recordó en diálogo con Metropolitano, Marcelo Metediera director general de Tránsito y Transporte de la comuna canaria. Además los servicios públicos de transporte que no cumplan con esta normativa, serán pasibles de sanciones que podrían ir de entre 3 y 10 unidades reajustables dependiendo del servicio público que se trate, explicó Metediera.